Procedimiento de implantantes mamarios

Procedimiento de implantantes mamarios

El aumento de mamas, también conocido como mamoplastía, es una cirugía que se realiza para aumentar el tamaño de los senos. Implica colocar implantes mamarios debajo del tejido mamario o los músculos del tórax.

Para algunas mujeres, el aumento de mamas es una manera de mejorar su confianza. Para otras, es parte de la reconstrucción mamaria debido a varias enfermedades.

Si estás pensando en someterte a un aumento de mamas, consulta con un cirujano plástico. Asegúrate de que entiendes qué implica la cirugía, incluidos los riesgos posibles, las complicaciones y la atención de seguimiento.

 

Por qué se realiza

El aumento de mamas podría ayudarte a lo siguiente:

  • Mejorar tu apariencia si crees que tus mamas son demasiado pequeñas o que una es más pequeña que la otra.
  • Ajustarlas debido a una reducción de tamaño después del embarazo.
  • Corregir mamas desparejas luego de la cirugía de mamas debido a otras afecciones.
  • Mejorar la confianza en ti misma.

Habla sobre tus objetivos con el cirujano para que puedas ser realista sobre lo que el aumento de mamas puede hacer por ti.

Cómo prepararse

Realizarás un consulta con un cirujano plástico para hablar sobre tus preferencias de tamaño, sensación y apariencia de las mamas. El cirujano describirá tipos específicos de implantes (lisos o texturados, redondos o con forma de gota, salinos o de silicona) y las posibles técnicas quirúrgicas.

Revisa con atención la información escrita, por ejemplo la información para el paciente que brinda el fabricante del implante que recibirás, y conserva copias para tu información.

Después del procedimiento

Es probable que sientas dolor y presentes inflamación durante unas semanas después de la cirugía. También es posible que tengas hematomas. Las cicatrices se atenuarán con el tiempo, pero no desaparecerán completamente.

Durante la recuperación, podría ser útil usar un vendaje de compresión o un sostén deportivo para dar apoyo adicional y para mantener los implantes mamarios en su lugar. El cirujano también podría recetarte analgésicos.

Sigue las instrucciones del cirujano acerca de cuándo retomar las actividades habituales. Si no tienes un trabajo con altas exigencias físicas, podrías volver al trabajo en unas pocas semanas. Evita las actividades extenuantes, es decir, todo aquello que pueda aumentar las pulsaciones o la presión arterial, durante al menos dos semanas. Durante la recuperación, recuerda que las mamas estarán sensibles al contacto físico o a los movimientos bruscos.

Si el cirujano utilizó suturas que no se absorben solas o si colocó sondas de drenaje cerca de las mamas, tendrás que asistir a una consulta de seguimiento para su extracción.

Si notas sensación de calor o enrojecimiento en la mama, o si tienes fiebre, podrías tener una infección. Comunícate con el cirujano lo antes posible. También debes contactar al cirujano si tienes falta de aliento o dolor de pecho.

Responder a

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *